El Rinoceronte y el Megaterio. Un ensayo de morfología histórica

El Rinoceronte y el Megaterio: ésta es la doble historia de dos animales fantásticos, dos grandes cuadrúpedos que llegaron a la Península Ibérica desde puntos muy alejados y en momentos muy distintos. Sus trayectorias están separadas por un par de océanos y casi cuatro siglos. Uno venía de la India, el otro de América. Uno viajó en los albores de la Revolución Científica, el otro cuando ésta tocaba a su fin. El Rinoceronte fue inmortalizado por un gran artista del Renacimiento, Durero; el Megaterio fue resucitado por un célebre naturalista de la era napoleónica, Georges Cuvier. Este ensayo es una apuesta por trazar los vínculos y divergencias entre dos historias aparantemente inconexas y que, sin embargo, se prestan al juego de la semejanza y la variación. Ambos animales fueron imaginados antes que vistos, lo que no impidió que se convirtieran en sendos objetos científicos capaces de rodear el globo, dos grandes referencias en el mundo del conocimiento. ¿Cómo conocemos y figuramos las cosas lejanas en el espacio o en el tiempo? ¿Cómo imaginamos, esto es, cómo representamos lo que, sencillamente, no podemos ver? Este libro aborda el trabajo del arte y la ciencia, el papel de la imaginación y la analogía en la confección del conocimiento. La doble historia del Rinoceronte y el Megaterio permite desplegar algunos aspectos de una dialéctica central en la historia de la cultura, la que enfrenta a las palabras y las imágenes. Las biografías de ambos prodigios naturales tienen algo de vidas circulares; sus respectivas imágenes resultan finalmente simétricas, especulares.

19,00 €
Impuestos incluidos
En stock
A lista de deseos
Favorito0
Detalles del libro

Ficha técnica

ISBN
978-84-96775-67-1
Páginas
320
Formato
14 x 20 cm.
Comentarios
Sin comentarios
16 otros libros en la misma categoría:

Menú

Código QR

Ajustes

Compartir

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse